Cómo secar la colada de forma sostenible en un piso pequeño

Ideas para secar la colada de forma sostenible

Cómo secar la colada de forma sostenible

Tender la ropa es una rutina por la que todos tenemos que pasar, especialmente si en nuestro estilo de vida no está consumir energía de más usando una secadora. Pero cuando llueve y hay que hacerlo dentro de un piso pequeño, ¡es un incordio!

Por suerte aquellos viejos tendederos pasaron a la historia y hoy se pueden encontrar modelos de lo más prácticos que no pesan, caben muchas cosas, y encima nos permiten ahorrar en energía.


Echa un ojo a la selección de tendederos que puedes encontrar en cualquier tienda y comienza a secar la colada de una forma sostenible, especialmente si tu casa es pequeña y... ¡No deja de llover!

Tender la ropa al sol es la manera más barata y sostenible de hacer la colada. La ropa se higieniza con el calor solar y queda siempre perfecta (si lo hacemos en cuanto termina la lavadora y somos cuidadosos a la hora de extenderla). 

Seca la ropa de un modo respetuoso con el medio ambiente, con todos estos trucos 

1. Un tendedero interior y exterior plegable 

Este tipo de tendederos es el más común. Que no te engañe su aspecto porque en realidad su capacidad rondan los 20 metros lineales.

Algunos llegan ganchos para colgar prendas pequeñas como ropa interior o los calcetines, y se pueden combinar con otros productos que hacen la operación "colada zero waste" mucho más fácil.



2. Tender y guardar rápido

Cuando te decidas a comprar un tendedero vertical o de pared ten en cuenta el lugar donde lo vas a guardar.

No es lo mismo tener una galería de usos o lavadero donde dejarlo en cualquier rincón, que hacerlo dentro de casa en el hueco de un armario o detrás de una puerta.

Por eso, busca un modelo que se pliega fácilmente y que llegado el caso puedas colgar en unos simples ganchos.

Algunos incluso ofrecen diferentes alturas para facilitar tender sábanas o toallas. ¡Ahorra en la factura de la luz secando la ropa a la antigua usanza!

3. Riel tendedero 

Utilizar un riel para tender la ropa es un sistema de lo más versátil porque nos permite instalar la zona de secado en casi cualquier lugar: el cuarto de la lavadora, una habitación destinada al lavado, el cuarto de baño...

El mayor incordio es que los soportes se tienen que atornillar a la pared, pero una vez los tengas solo tienes que añadir las baldas o accesorios según vayas necesitando.

4. Sistemas para tender verticales 

Los tendederos verticales van de lujo para los que no hacen mucha colada y quieren ahorrar espacio porque se puede abrir solo la mitad del tendedero y ponerlo pegado a la pared.

Además cuando no se usan se pueden plegar por completo hasta quedar totalmente planos.

Fijaros en la capacidad de cada uno antes de comprar un tendedero nuevo. Los hay con espacio equivalente hasta 38-40 metros.


5. Zona de colada flexible 

Si tienes la suerte de tener un espacio exterior cerrado, puedes inventar una solución en la que tengas espacio para la lavadora, todos los utensilios de limpieza y por supuesto hacer hueco para tender la ropa.

Con un sistema tipo percha, podemos colgar de un pomo un accesorio del que colgar todos los calcetines y la ropa interior.

Comprando una estantería con barra podemos tender por ejemplo las camisas para que se sequen solas y cuesten menos de planchar después.

Utilizando carritos auxiliares con ruedas puedes dejar a mano todas esas cosas que necesitas tener a punto para hacer la colada rápidamente.

6. Tendederos muy pequeños

Si no haces mucha colada o un día decidiste comprar una secadora, es posible que sólo necesites un tendedero pequeño para esas prendas delicadas que no se pueden secar a máquina.

Hay modelos súper ligeros con estabilidad suficiente para las prendas más pequeñas y un diseño que una vez plegado se puede dejar en cualquier sitio.

7. Tendederos portátiles grandes 

Cuando buscas un tendedero en el que se puedan secar a la vez grandes cantidades de ropa (a partir de unos 35 metros) lo ideal es buscar un diseño de tendedero de gran tamaño que se pueda guardar después fácilmente ocupando muy poco espacio.

Abre las alas, levanta el lateral para las camisas... Este tipo de tendederos se ven más aparatosos pero en realidad si se guardan bien, pueden ser muy prácticos en una casa pequeña.

8. Tendederos paraguas

Si tienes sólo un metro cuadrado disponible  para tender, compra un tendedero paraguas.

Desplegados tienen capacidad para más de una carga de lavadora y guardado no ocupan prácticamente nada de espacio.

Este tipo de tendederos tienen altura suficiente para secar prendas más largas como los vaqueros o unas toallas y un apoyo lo suficientemente estable para cargarse de ropa sin piedad.

9. Tendederos torre 

Si en lugar de aprovechar el espacio a lo ancho, quieres hacerlo a la alto, busca un tendedero torre con diferentes niveles de tendido.

Algunos llevan soporte para perchas en la parte superior y hasta ruedas para desplazarse mejor.

Que no te engañe su apariencia este práctico cacharro nos permite tender hasta 4 o 5 lavadoras tranquilamente.


10. Tendederos para radiador o balcón 

Si no vas a tender mucha ropa y solo quieres de vez en cuando facilitarte el secar alguna prenda delicada o una lavadora muy pequeñita, puedes usar un tendedero para radiador o de balcón que se adapta a todo tipo de radiadores (lisos o ondulados) y a las barandillas de la mayoría de los balcones o ventanas.

11. Otros consejos para una colada 100% sostenible:

  • Sustituye las pinzas de plástico por pinzas de bambú o madera certificada
  • Lava siempre que puedas en agua fría y también lo notará tu factura. 
  • Emplea un detergente natural o nueces de lavado



Comentarios