Ir al contenido principal

20 cosas (o más) que deberías reutilizar en casa no sólo por ahorrar

En Estilo de Vida 2.0 estamos concienciados con el medio ambiente y con la importancia de cuidar algo que es de todos y a la vez de nadie. ¡El planeta! Por eso vamos a insistir mucho en la importancia de generar cero residuosreutilizando muchas cosas que además nos van a permitir ahorrar. Apunta la lista de cosas que igual ahora no estás aprovechando y que por si no lo sabías ayudarán a tu economía familiar enormemente.



Llamarlo como queráis, basura cero, cero residuos, "zero waste"... este concepto de vida sustentable no es ni mucho menos una cosa nueva, pero si es bien cierto que en los últimos años ha experimentado un gran avance. La idea es básica si reutilizamos en lugar de almacenar o incinerar residuos estamos contribuyendo a descontaminar también el medio ambiente. 
Para que os hagáis una idea, grandes ciudades como San Francisco, en EEUU con políticas orientadas a este concepto de vida sostenible, consiguió reducir su basura urbana a la mitad en solo 10 años.  20 c…
 

10 maneras sencillas de convertir tu casa y tu vida al minimalismo

10 maneras sencillas de convertir tu casa y tu vida al minimalismo


El minimalismo no es para todo el mundo. Es triste aceptarlo pero la verdad es que para muchos es algo impensable. Pero si es muy cierto que en el mundo consumista que vivimos muchos nos sentimos atraídos por el anhelo de gastar menos, contaminar menos, consumir menos, necesitar menos, y por tanto, quizás permitirnos trabajar menos.

En definitiva hacer de tu estilo de vida, una forma de disfrutar del camino con muchas menos pretensiones y mucho más sostenible

Ejemplos encontraréis muchos en la red. Mención especial merece el reportaje que muchos hemos visto en Netflix y que ha terminado de convencer a un buen puñado de miles de personas en todo el mundo de que el minimalismo es una más que sana forma de vida. Pero nosotros no nos queremos poner tan tajantes... Te explicamos el por qué. 

¿Cómo puedo convertir mi casa al minimalismo? ¿Tengo que tirarlo o donarlo todo? 


Ciertamente no es preciso en absoluto. Igual de minimalista es el que decide hacerlo de forma brusca y elimina todas las cosas superfluas de su casa, como el que decide hacerlo de forma más simple y gradual. 
¡Nosotros somos de esta última opinión! Mejor pasar poco a poco al minimalismo y con paso firme, que volver a caer en la tentación de comprar, y comprar más. 

Francine Jay, conocida por muchos como Miss Minimalist, lo explica muy bien en su blog: continuamente estamos sometidos a información y mensajes que nos crean una necesidad ficticia de comprar más y más

En realidad cada vez queremos más cosas para ser más felices, pero el resultado es justo el contrato de lo que que pedíamos. Cada vez tenemos más cosas, anhelamos una lista indefinida de muchas más y nuestra cartera (o saldo de la tarjeta) deja mucho que desear... Y luego nos dicen que tenemos que ahorrar. 


Estilo de vida simple y mínimo en casa, por dónde empiezo 

Tenemos una idea clara de por dónde deberías a comenzar a andar el camino que te lleve a ti y a tu casa a vivir un estilo de vida más mínimo reduciendo en la medida de lo posible el consumismo y siendo más felices con lo que tenemos. Aunque como os decíamos arriba, cada cual debe llevar su ritmo. Pero seguro que estas maneras que os vamos a relatar os pueden ayudar.


10 maneras sencillas de convertir tu casa y tu vida al minimalismo

Ponte un objetivo claro y muy personal, y un plazo razonable para cumplirlo 

¿Qué entendemos por una vida y una casa más minimalista? ¿Se traduce en comprar menos o en ir eliminando cosas que te parecen superfluas? 

Vivir de una manera más simple, alejada del estrés, no es algo que siga un patrón aplicable por igual a todo el mundo. 

Básicamente porque lo que para nosotros es básico e importante, para otro puede carecer de todo interés. 

Si no estás seguro de por dónde comenzar a eliminar, puedes probar a concentrarte en lo que de verdad quieres en tu vida. 

Lo que te apasiona, te hace vibrar y te permite seguir adelante cada día. A partir de hay podrás despojarte de otras cosas físicas que sencillamente no necesitas en tu día a día. 

Fíjate un objetivo claro de cosas que vas a ir sacando de tu vida, y un calendario razonable para conseguirlo. 

Es importante que al hacer la lista no sólo menciones lo que quieres eliminar, sino también los motivos por los cuales quieres pasar a esa vida más relajada y mínima. 

Muchas personas se estresan con el cambio de armario, o la limpieza de su casa. 

Sonadas son las broncas familiares por culpa de no repartir correctamente las tareas, y sobretodo tener/almacenar demasiadas cosas que no sirven para nada. 

¿Por qué no le das la vuelta al problema y en lugar de buscar tiempo para limpiar todo eso, lo reduces de tal manera que el tiempo libre sea eso, tiempo para ti y los tuyos? 

¿Cómo sería una casa decorada con un estilo minimalista? 

Quizás el gran problema es que tu casa es demasiado grande y ya no responde a tus verdaderas necesidades, o quizás sea que la has llenado de cosas con un gran valor sentimental que en tu día a día, no necesitas. 

La realidad del problema solo la sabes tú, pero lo que está claro es que si tu casa no te hace feliz debes actuar. 

Tirar, donar, vender, regalar...

Es obvio... El gesto más doloroso por el que deberás pasar si de verdad quieres que tu casa sea mucho más minimalista es conseguir el desapego de muchos artículos que posiblemente llevan años contigo. 
Para evitar lloros y reclamos innecesarios puedes hacer un planing de cómo irás avanzando en tu objetivo. 


Puedes tirar, donar o regalar lo que no necesitas en primer lugar. 

Luego, puedes tomar nota en un papel de aquellas cosas que crees que en unos meses pueden desaparecer de tu vida, así te darás tiempo para seguir madurando la decisión. 

Y finalmente cuando ese tiempo prudencial haya pasado, marcar una fecha en el calendario para por fin, darle salida a esas cosas que dejaste en la lista de espera. 

Vivir de forma mínima no significa quedarte con una mesa y 4 sillas, la cama y poco más. 

Cada uno tenemos una forma de vivir y nuestro hogar debe responder a nuestros deseos. Por tanto, no te compares con nadie, solo valora tus avances y sigue firme hacia delante. 

Estate preparado para tropezar y volver a levantarte 

No nos engañemos vivimos en un mundo en el que el consumo es la base de todo. 

Es normal que algún día bajes la guardia y vuelvas a comprar algo que no te hace falta

Un buen truco para evitar estas recaídas es hacerte la siguiente pregunta antes de comprar: ¿De verdad necesito esto? ¿Qué uso le voy a dar? ¿Merece la pena que gaste mi dinero en esta cosa? 

Reduce las compras por impulso y verás como no sólo ahorras dinero, es que además comprarás sólo cosas que realmente te gustan y quieres. 

Reutiliza 

Otra forma estupenda de avanzar hacia una casa y vida más mínima es aprender a reciclar y reutilizar todo tipo de cosas. 

En estilo de vida 2.0 te lo hemos contado muchas veces y puesto muchos ejemplos. Desde la sección de las 3 R, os damos consejos para reciclar todo tipo de cosas: reciclar jeans o ropa vaquera, reciclar collares rotos, reciclar botellas de plástico...


Sé creativo a la hora de reutilizar y verás como lo piensas dos veces antes de volver a comprar. 

Si compras, que sean productos de calidad 

Quizás llegue la hora de comprar algo nuevo para ti o tu casa ¿Con lo que te ha costado tomar la decisión vas a adquirir algo de baja calidad que en cuatro días deje de servirte? Para nada. 

Cuando tengas que comprar algo permítete la licencia de hacerlo en algo de calidad

Recuerda que tú defines lo que para ti es mínimo y los estándares que debe de tener algo para que para ti sea imprescindible. 

Concédete el placer de equivocarte 

Como os decíamos es facilísimo equivocarse y volver a comprar, básicamente porque la tentación está ahí: en la red, en tu móvil, en tu TV, en la radio, en la calle... Por todas partes. Pero no renuncies al objetivo por equivocarte una vez, dos o las que sean. 
Siempre puedes volver a empezar de cero para despejar tu casa y tu vida de todas esas cosas que la desordenan y te hacen infeliz. 
10 maneras sencillas de convertir tu casa y tu vida al minimalismo

Las tres T: trasto/ transpaso/ tesoro

Lo leíamos en El Mundo a colación de un reportaje que hicieron sobre el minimalismo como estilo de vida

Básicamente viene a decir lo mismo que os estamos explicando desde el principio:
  • Trasto serían todo aquello que podemos tirar porque consideramos que no tiene arreglo ni se puede donar. Es importante que lo hagas en un punto de recogida de residuos ¡Muy importante! 

  • Traspaso serían cosas que nosotros no vamos a querer (porque no las necesitamos) pero que quizás a otra persona le puedan servir. Estas cosas salen de casa pero no de nuestra vida. Pues intentar venderlas en tiendas de segunda mano, aplicaciones o incluso publicarlas en RRSS para que alguien las recoja. Si de momento no encuentran dueño irán bien clasificadas a un trastero

  • Tesoro, ¿No hace falta definirlo no? Objetos que de verdad aprecias y que deben de quedarse junto a ti. 


Decoración minimalista, habitación por habitación: 

Antes de ir relatando cómo sería cada estancia en un hogar minimalista, un buen truco que funciona es imaginar que nuestra casa no lo es, exactamente igual que si viniera una visita. ¿Qué crees que pensaría de ti y tu familia al poner los pies en ella? 

Un salón minimalista

Tendría además de una mesa de comedor del tamaño correcto para los habitantes de esa casa, quizás un espacio en el que trabajar, y algún módulo de almacenaje donde pudiéramos guardar nuestros tesoros. 

¿Tendría TV? ¿Tendría cuadros? Eso dependerá de ti por su puesto. Al final tiene que se un lugar flexible destinado al ocio familiar en el que no habrá sitio para trastos inservibles. 

Un baño minimalista

Se acercara muy bien a un espacio como el de los spas. Pensado para el disfrute personal la protagonista sería la ducha o bañera. 

Lo ideal sería un ambiente sobrio con encimeras despejadas e higiénicas, fáciles de mantener y armarios limpios de botellas o recipientes que no necesitamos. 

Valora comprar productos de higiene a granel y verás como reduces la cantidad de residuos que generas. 

Un dormitorio minimalista 

Debe ser un oasis de paz. 

Saca de él todo excepto la cama y comienza a decidir pieza a pieza lo que se va y lo que se queda. Menos armarios pero bien organizados es lo que realmente necesitamos. 

Algunas gurús del orden hablan de armarios cápsula en los que con 25 o 30 piezas tenemos más que suficiente para no sólo vestirnos, sino además poder lucir sin complejos modelito todo el año. 

La cocina minimalista 

Es un punto bastante caliente en la lista de cosas pendientes. 

En sus cajones y armarios podemos acumular una cantidad indecente de comida, fiambreras y todo tipo de trastos que acaban por estropearse o a lo sumo usarse un par de veces. 

De nuevo, vacía, limpia y comienza a clasificar qué cosas te vas a quedar y cuáles no.

Así sería una casa minimalista real, mira este home tour de The Minimalist: 



¿Y tú, estás pensando en vivir de una forma más minimalista? ¿Qué vas a hacer para conseguirlo en tu casa? Nos encantaría saber qué opinas en los comentarios. 




Comentarios

  1. Me gusto mucho este articulo es realmente claro y detalla punto por punto
    para poder lograr una casa Minimalista.
    Ademas de los buenos comentarios para ordenar tu vida.

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias por el comentario, nos alegra poder ayudar y transmitir cosas que pueden ser beneficiosas para todos. Saludos

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

¡Muchas gracias por añadir tu comentario!
Sí te ha gustado el artículo, te agradecemos que lo compartas con tus amigos.
#estilodevidadoscero